Una granja solar en Chernóbil

En 1986 uno de los reactores de la central nuclear de Chernóbil sufrió un sobrecalentamiento que llevó a una explosión de una nube de hidrógeno que se había acumulado. Se produjo una emisión de elementos radiactivos al exterior que provocó, entre otras cosas, más de 100.000 desplazados: los que vivían en un radio de unos 30 Km, la llamada zona de exclusión.

Desde entonces tanto vivir allí como las actividades comerciales están prohibidas. Hasta el año 2000 la central nuclear siguió funcionando, pero además de eso y de estudios científicos sobre los efectos de la radiación el acceso está extremadamente restringido. Las plantas y el suelo tienen unos niveles de isótopos radiactivos que hacen que la explotación agrícola no sea viable, y las personas que trabajan en la vigilancia de la zona sólo pueden hacerlo por tiempo limitado. Se permiten visitas de uno o dos días, así que el turismo es una fuente de ingresos importante para la zona.

Sin embargo esto puede cambiar pronto. El ministro de ecología ucraniano Ostap Semerak ha anunciado que Ucrania pretende convertir la zona en una granja solar y está buscando financiación para ello. El Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (EBRD, por sus siglas en inglés) ha declarado que puede tener interés en participar en el proyecto siempre y cuando haya propuestas razonables de inversión y se garantice la seguridad para las personas y el entorno.

Una gran ventaja para instalar ahí la granja es que el suelo es muy barato, ya que no se puede usar para casi ninguna otra cosa. El proyecto también pretende aprovechar las infraestructuras para volcar la electricidad a la red del país que sobreviven de la central nuclear, y dar trabajo a una gran cantidad de personas con experiencia en generación de energía.

Los datos que se barajan son una producción de 1000 MW de energía solar y otros 400 MW de otras renovables, lo cual supone más de un tercio de los 4000 MW que generaba la central nuclear. Esto supone un gran paso hacia la independencia energética de Ucrania, que ahora depende en gran medida del gas natural que importa de Rusia.

Aquí os dejo la página del Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo, donde hay un video sobre el proyecto:

http://www.ebrd.com/news/video/chernobyl-investing-in-solar-power.html

Un saludo y espero leer vuestras opiniones pronto,

Guillermo Herráiz

¡Síguenos en nuestras redes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *